Participa Ombudsman Empresarial en 44 Asamblea de la OEA realizada en Paraguay

Visto: 410

Participa Ombudsman Empresarial en 44 Asamblea de la OEA realizada en Paraguay

Durante el 3 y 5 de junio del presente año se llevó a cabo la XLIV Asamblea General Ordinaria de la OEA en Asunción, Paraguay. El tema central de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) fue “Desarrollo con inclusión social”.

La Unidad Industrial Iztapalapa, presidida por el Ombudsman Esmpresarial, Salvador Ortega, se registró para participar en la Asamblea General de Paraguay. En su estancia en esa ciudad sudamericana tuvo acercamiento con industriales, asistió al Foro del Sector Privado y solicitó una reunión con Horacio Cartes, presidente de Paraguay, con el embajador Eladio Loizaga, ministro de RREE, con Rosine M. Plank Brumback, especialista principal del evento y con la directora Maryse Robert. Dijo que este es un momento propicio, y por el tema de la Asamblea “Desarrollo con inclusión social”, para proponer el tema de la implementación del Ombudsman Sectorial. Más información en la “pestaña” Paraguay, en la liga OEA del menú de navegación.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, Embajador Eladio Loizaga, expresó ante el Consejo Permanente de la institución hemisférica, durante una sesión extraordinaria llevada a cabo en la sede del organismo en Washington, DC, que el tlema de la reunión que convoca a los cancilleres de la región fue elegido por el gobierno de Paraguay en calidad de anfitrión del cónclave.

En su discurso ante el Consejo, el Ministro Loizaga dijo que su Gobierno eligió como lema de la Asamblea el ‘Desarrollo con inclusión social" teniendo en cuenta "que es un tema transversal para América Latina y el Caribe”, un área que cuenta con una población que ronda los 600 millones de personas. El Jefe de la diplomacia paraguaya indicó que, pese al crecimiento económico registrado por la mayoría de los países de la región en los últimos años, en América Latina y el Caribe hay todavía 164 millones de personas que viven por debajo del umbral de pobreza, y 68 millones de personas que viven en estado de pobreza extrema o indigencia.

“Necesitamos revitalizar nuestros esfuerzos a fin de obtener resultados concretos y efectivos en el menor plazo posible, y por ello queremos centrarnos en ejes como la erradicación de la pobreza y la pobreza extrema, la reducción de la inequidad y la exclusión social; el acceso a la educación y la garantía de la salud integral”, afirmó, y propuso que la región debe proponerse soñar con erradicar la pobreza para el año 2020.

El Ministro Loizaga explicó también que “planteamos abordar los efectos negativos que estos factores generan en la democracia y en la seguridad ciudadana. Asimismo, dijo que “quisiéramos reflexionar sobre el rol efectivo que la OEA debe cumplir para el desarrollo de estas prioridades, y la colaboración que el sector privado pueda prestar, conforme a la responsabilidad social que tienen”.

Asimismo, el Embajador Loizaga dijo que es importante que los países de la región impulsen políticas que combatan todo tipo de intolerancia y discriminación, en especial contra las minorías como los pueblos indígenas, los pueblos afrodescendientes, las mujeres, las personas de la tercera edad y los niños y adolescentes. “Promover activamente la inclusión social de grupos en situación de vulnerabilidad es urgente, así como lo es asegurar su acceso justo, equitativo y no discriminatorio a los beneficios del desarrollo”, agregó.

En relación a los pueblos indígenas, recordó que “constituyen un importante porcentaje de la población del continente americano”, y que su situación ha sido tratada en distintas asambleas generales, reuniones especiales, resoluciones y recomendaciones del Sistema Interamericano, especialmente en lo referido a la erradicación de la extrema pobreza que les afecta”. “Mi país hace un llamado a los Estados Miembros para proseguir con los trabajos tendientes a concluir el texto de la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, e igualmente propiciar mecanismos para garantizarles sus justas reivindicaciones, su supervivencia, dignidad humana, desarrollo y bienestar”, agregó el Embajador Loizaga.

Respecto a la situación de las mujeres, el diplomático paraguayo reconoció la labor de los Estados Miembros de la OEA para facilitar la igualdad de oportunidades. Sin embargo, advirtió que “esos esfuerzos no son suficientes para el logro de una sociedad igualitaria en derechos de las mujeres en todo el hemisferio y para poner fin a la discriminación. La mujer, en determinados grupos sociales o étnicos, aún es víctima de exclusión. Es por ello por lo que nuestra Organización y sus organismos especializados deben continuar en la labor de identificar y atender las causas de esa exclusión, que les impide el disfrute pleno de sus derechos humanos, buscando especialmente la erradicación de la violencia”.

Además, el canciller paraguayo dijo que la educación debe ser otro de los ejes esenciales para el desarrollo de la región, y propuso “establecer mecanismos eficientes para incorporar en nuestros sistemas educativos planes de formación profesional y técnica, que aumenten la inversión en conocimientos, aptitudes, competencias y habilidades, para facilitar el acceso y la reinserción al empleo, apoyar el desarrollo personal y profesional y maximizar la productividad de la economía”.

En este sentido, señaló que la OEA tiene un rol importante que cumplir en el desarrollo de la “educación técnica y profesional” de los jóvenes del continente.

En otro momento de su intervención, el Ministro Loizaga instó a los Estados Miembros a aprovechar el marco de la XLIV Asamblea General para aprobar la Convención Americana sobre los Derechos Humanos de las Personas Mayores, lo cual, aseguró, consagrará “un instrumento interamericano que nuevamente marcará un hito en el acervo jurídico del derecho internacional, situando a nuestra América a la vanguardia en la materia”.

Asimismo, el Embajador Loizaga destacó el rol de la OEA en el afianzamiento de la democracia en su país. “Cuando el Paraguay inicia su proceso de transición democrática en 1989, fue esta Organización la que nos acompañó cuando la Asamblea General sesionó en Paraguay en 1990, oportunidad en que se conmemoró el Centenario del Sistema Interamericano. Recientemente, la OEA acompañó de cerca la decisión de respaldar al Paraguay cuando tomamos una decisión política difícil, pero en pleno ejercicio de nuestra soberanía y bajo el amparo de las normas constitucionales que dicta nuestra carta magna”, agregó el jefe de la diplomacia paraguaya. Pobreza y discriminación.

El Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, felicitó a Paraguay por haber elegido el “Desarrollo con inclusión social” como tema central de la próxima Asamblea General, y señaló que la región, si bien cuenta con importantes recursos naturales, con la mayoría de los países gobernados por sistemas democráticos, y con un proceso importante de formación de profesionales, “está limitada por la pobreza y la desigualdad”.

Citando datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de Naciones Unidas, el máximo representante de la OEA indicó que aunque la pobreza ha disminuido en lo últimos años, todavía cerca del 30 por ciento de los ciudadanos se encuentran bajo mínimos. “Es importante abordar este tema desde el punto de vista de la inclusión, porque la desigualdad y la pobreza no son sólo monetarias, sino que también están relacionadas con los servicios públicos a los que tiene acceso nuestra población; o con la calidad de la educación, tan distinta para unos y para otros dentro de la misma sociedad; o con la calidad de los sistemas de salud; o el tema del medio ambiente, porque sabemos que en los sectores más pobres de nuestras ciudades el deterioro medioambiental es muy grave”, indicó.

El Secretario General también manifestó su acuerdo en vincular el tema de la pobreza con la discriminación. “En nuestra región la pobreza también tiene género y tiene raza y color. La cantidad de hogares de indígenas pobres, de afrodescendientes pobres y de hogares con mujeres jefas de familia pobres, exceden la proporción que estos sectores tienen en la población de América Latina y el Caribe”, señaló.

El Secretario General Insulza también propuso que durante la Asamblea General de Asunción se avance en la aprobación del Plan de Acción de la Carta Social de las Américas, que fue aprobada en la XLII Asamblea General de la OEA de Cochabamba, Bolivia, en 2012. “Es un buen momento para avanzar en las políticas de implementación de nuestra Carta Social, el cual es un tema pendiente que tenemos”, manifestó el Secretario General Insulza.

El Secretario General de la OEA también propuso que organismos internacionales como la CEPAL, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización Panamericana de la Salud colaboren para que la XLIV Asamblea General de la OEA “se constituya en un paso adelante para cumplir con las metas de desarrollo integral que nos hemos planteado”.

Por su parte, el Presidente del Consejo y Representante Permanente de República Dominicana, Pedro Vergés, destacó que en la Asamblea General de Asunción se aprobarán “nuevos mandatos que continuarán marcando el curso de esta Organización, pero igualmente estaremos haciendo un balance luego de un año completo de esfuerzos adelantados para avanzar en el cumplimiento de los mandatos emanados en la Asamblea General en el pasado”.

El Embajador Vergés fue el encargado de darle la bienvenida al Ministro Loizaga a Consejo, y en su discurso afirmó que "la OEA se viste hoy de rojo, azul y blanco para recibirlo a usted, en esta, la Casa de las Américas”. “Con la fraternidad paraguaya, el espíritu del pueblo guaraní, el sonido melancólico de las arpas y las guitarras de la música folclórica del Paraguay y el sabor del tereré, la OEA se viste de gala”, agregó.

En la sesión extraordinaria del Consejo también tomaron la palabra los representantes de México, Estados Unidos, Colombia, Barbados, Perú, Canadá, Venezuela, Trinidad y Tobago (en representación del CARICOM); Uruguay, Bolivia; Brasil, Haití, Ecuador, Guatemala (en representación del SICA), República Dominicana y Argentina.


Imprimir