Es buen momento para hablar de derechos humanos

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Hace siete años, la prensa informó que una reclusa del penal femenino de Santa Martha Acatitla se enfermó gravemente. Era de madrugada. Sus compañeras de prisión buscaron desesperadas como salvarle la vida. No fue posible, porque estaban solas y no habí­a ni médico, ni enfermera, ni medicamentos. La reclusa murió.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest
Pocket
WhatsApp

Never miss any important news. Subscribe to our newsletter.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Never miss any important news. Subscribe to our newsletter.

Recent News

Editor's Pick