“Estamos al borde del abismo, el mundo debe despertar”, alerta la ONU

Visto: 92

El secretario general del organismo mundial asegura que la pandemia mundial de Covid-19 ha puesto al descubierto las profundas fragilidades que se tienen como sociedad y como planeta. A pesar de ello, dijo, en lugar de tener humildad antes el desafío, “lo que vemos es arrogancia”.

Por Elia Cruz Calleja
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

“Nuestro mundo nunca ha estado más amenazado o más dividido, nos enfrentamos a la mayor cascada de crisis de nuestras vidas, pues avanzamos en la dirección equivocada, estamos al borde del abismo", alertó António Guterres, secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En la 76 Asamblea General del organismo internacional, el secretario general de la ONU pronunció un mensaje alarmante en el que destacó que en el mundo existe una “oleada de desconfianza y desinformación” que polariza a las personas y paraliza a las sociedades.

La pandemia por Covid-19, la crisis climática, la economía, la falta de paz en medio oriente y los golpes militares son algunas de las preocupaciones que expresó el líder de la ONU por las que llamó a los jefes de Estados a actuar con seriedad y rapidez para revertir las consecuencias irreversibles que pueden dejar.

Añadió que los derechos humanos y la ciencia están siendo duramente atacados en el mundo, aseguró que “están bajo fuego”. Al mismo tiempo, indicó que la ayuda económica para las personas más vulnerables llega muy poco y muy tarde, por lo que llamó a ser solidarios en este momento que más se necesita.

Respecto al cambio climático, señaló que “las ventanas se cierran rápidamente” para tratar de mantener vivo el objetivo de 1.5 grados que se suscribió en el Acuerdo de París. “Necesitamos una reducción del 45 por ciento en las emisiones para 2030. Sin embargo, un informe reciente de la ONU dejó en claro que, con los compromisos climáticos nacionales actuales, las emisiones aumentarán en un 16 por ciento para 2030, es decir, llegaríamos a un infierno de aumento de temperatura de al menos 2.7 grados”, lamentó Guterres.

Por otro lado, asegura que la pandemia mundial de Covid-19 ha puesto al descubierto las profundas fragilidades que se tienen como sociedades y como planeta. A pesar de ello, dijo, en lugar de tener humildad antes el desafío, “lo que vemos es arrogancia”.

“En lugar del camino de la solidaridad, estamos en un callejón sin salida hacia la destrucción”, criticó.

Ver nota completa

 

Imprimir