Preocupa a México crisis en Nicaragua; llama a consulta a embajador

  • La representante mexicana aseveró que se llamó a consulta al embajador de México en Nicaragua ante las preocupaciones sobre la libertad de expresión y la participación política de su ciudadanía. Pese a ello, puntualizó “México defiende y cree en la democracia representativa”.

 

Por Elia Cruz Calleja
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

“México ha externado al gobierno de Nicaragua nuestras preocupaciones sobre el proceso político llevado a cabo el pasado 7 de noviembre”, reveló la embajadora de México ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Luz Elena Baños, en la clausura de la 51 Asamblea General de la organización hemisférica.

La representante mexicana aseveró que se llamó a consulta al embajador de México en Nicaragua ante las preocupaciones sobre la libertad de expresión y la participación política de su ciudadanía. Pese a ello, puntualizó “México defiende y cree en la democracia representativa”.

Por ello, Baños, en nombre del gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, se abstuvo de acompañar la propuesta hecha por la OEA donde se señala que los comicios celebrados recientemente en el país centroamericano, en los que por quinta ocasión ganó Daniel Ortega, lleva 14 años en el poder, “no fueron libre, justas ni transparente, y no tienen legitimidad democrática”.

La propuesta presentada por Canadá fue votada por 25 países y sólo siete se mostraron en contra, México entre ellos. La Asamblea General de la OEA llamó al Consejo Permanente a realizar una “apreciación colectiva” de la crisis política que se vive en Nicaragua y dio como plazo de conclusiones el 30 de noviembre para “tomar las acciones apropiadas”.

Al rechazar la moción, la representante permanente de México alegó que la OEA está encaminada a aislar, intervenir o imponer sanciones a uno de los Estados miembros, atribuciones que asegura no tiene.

“Tampoco podríamos reconocer que la OEA goce de facultades implícitas o residuales, es decir atribuciones que no estén expresamente previstas en las obligaciones que hayamos asumido en forma soberana”.

En ese sentido, dijo que el único organismo que tiene competencia en el tema es el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (que este mes preside México) y, solo cuando determinada situación ponga en peligro la paz y la seguridad internacionales.

La embajadora Baños indicó que México “cree en la no intervención”, y es por ello que hizo un llamado a los Estados miembros de la OEA a encontrar el camino de diálogo, al no aislamiento, el respeto a la soberanía y los derechos humanos de los países para fortalecer la democracia, e invocó el espíritu de la Carta Democrática Interamericana, que es “la búsqueda de soluciones”.

“La experiencia ha demostrado la ineficacia de las políticas de aislamiento. Antes que procurar el diálogo y la búsqueda de soluciones pacíficas, estas sirven para alimentar, en cambio, mayor cerrazón a la negociación en detrimento de la promoción de la democracia”, precisó.

Ver nota completa


Imprimir